El pasado 22 de marzo el alumnado de 1º de ESO de nuestro centro, acompañado por cuatro profesoras y un profesor participamos junto a compañeras/os de todos los institutos públicos de Cáceres, la Facultad de Filosofía y Letras, usuarios de COCEMFE, Residencia Fco. de Asís de Aldea del Cano, CAMF de Alcuéscar, Novaforma y ASPACE en la MARCHA SOLIDARIA propuesta por el Instituto Norba Caesarina.

El objetivo fundamental de la marcha era la sensibilización y reivindicación de la accesibilidad. Llamar la atención sobre las barreras arquitectónicas de la ciudad, que limitan la movilidad de muchas personas, y ponerlas en conocimiento del Ayuntamiento de Cáceres para colaborar con él en su eliminación.

Otro de los objetivos de esta actividad era vincular la actividad académica con la realidad social, promoviendo una sociedad consciente, participativa y crítica, que sepa ponerse en el lugar de los demás.

El hecho de que nos acompañaran personas con discapacidad en nuestro recorrido hace que el alumnado tome conciencia de la necesidad de conseguir una plena integración entre la ciudadanía de quienes tienen capacidades diferentes, y la necesidad de dar visibilidad a aquellas barreras humanas o arquitectónicas que no permiten esta integración.

Cada centro tenía trazado un itinerario en el que el alumnado debía marcar las barreras de acceso detectadas. Para hacer más consciente esa realidad, tuvieron la oportunidad de hacer el recorrido junto a las personas de ASPACE que nos acompañaron y con un par de sillas de ruedas que iban turnándose. Comprobaron la dificultad a la hora de moverse cuando las aceras son elevadas o estrechas; cuando los socavones impiden el movimiento de las ruedas; cuando el mobiliario urbano impide el paso de una silla; cuando la persona a la que hay que acompañar es un adulto y la calle es empinada…

El punto final del recorrido fue la Plaza Mayor, se leyó un manifiesto en el que se reivindicaba la necesidad de hacer más accesible e inclusiva nuestra ciudad, que siendo Patrimonio de la Humanidad, no permite ser disfrutada por todas las personas.

Este manifiesto tenía que haber sido leído por Dimas Viudas García, exalumno del IES NORBA CAESARINA que padece una enfermedad rara denominada “Ataxia de Friedreich”. Cuando empezaron los primeros síntomas de su enfermedad, cursaba 2º de la ESO. En Bachillerato ya necesitaba silla de ruedas para desplazarse. En la actualidad, Dimas es totalmente dependiente y no pudo leer el manifiesto porque la evolución de la ataxia ya no le permite articular bien el lenguaje.

A pesar de todo, lejos de rendirse, ha luchado por superar todos los obstáculos con los que se ha ido encontrando. Estas barreras, no le han impedido hacer casi las mismas cosas que la gente de su edad: salir, divertirse, vivir fuera de casa o estudiar una carrera universitaria.

Ahora que la enfermedad lo ha convertido en una persona totalmente dependiente, su antiguo instituto se vuelca con él y quiere compartir su testimonio de vida y de lucha.

Podéis ver su documental en internet: “Dimas: para seguir adelante” (Pulsar sobre el título para ver)

Ojalá sepamos ver nuestra realidad con ojos más críticos, con una mirada solidaria que nos permita ponernos en el lugar de otras personas, porque mañana, cualquiera de nosotros puede ser Dimas.

Inés Mª Pulido Polo

Especialista de Audición y Lenguaje

foto marcha 2018

foto marcha 2018

foto marcha 2018